~Imperfecta .

Mi foto
Yo misma soy consciente de que no soy lo típico que se puede observar cuando vas caminando por la calle. No me gusta autodefinirme, yo sólo sé que me gusta vestir de negro, quizás porque sea el color que mejor me describe por dentro. Me gustan cosas que a nadie le interesan. Me gusta pensar, comerme la cabeza con las cosas más absurdas que nadie haya podido pensar jamás, y le tengo odio absoluto a las drogas y al alcohol. En cuanto al amor… mentiría si diría que no me gusta. Lo que odio son las personas que no tienen cojones a enfrentarse a él.

viernes, 28 de junio de 2013

Solo el dolor.

¿No quisiste llenar de preguntas lo nuestro?
¿No quisiste amar tanto que jamás lo olvidarías?
Adelante. Lánzate a por todas y tópate de bruces con la realidad.
No hace falta que remuevas mucho más allá, con sólo mirarte dentro, en el corazón, verás gotas que se van convirtiendo de azul a rojo.
El dolor de amar tanto y tan fuerte que hasta te sangre el corazón.
El dolor de ya no soportar que te has ido.
El dolor de querer que vuelvas.
El dolor  de querer que todo fuera diferente.
El dolor de que tú quizá fueras distinto.
El dolor de echarte tanto de menos. 

Solo querer cambiar esto. Solo la distancia. Solo dejar las cosas atrás. Solo dejar que pase el tiempo. Simplemente tiempo

Y quizás, sólo quizás, de esta manera podríamos dejar de echarnos un poquito de menos.

Y entonces.

Cuando a veces no ves la salida a los problemas, 
cuando no encuentras una solución que te haga sanar todas las heridas que te abrieron, cuando jamás ves el final de
todo lo que está pasando a tu alrededor, 
cuando todo el mundo te falla, 
cuando te falta algo,
cuando te falta el cariño,
cuando te falta el apoyo, 
cuando te falta simplemente...alguien.
Entonces, justo en ese momento, apareces tú.

miércoles, 26 de junio de 2013

sábado, 22 de junio de 2013

Sólo quizás pudiéramos haberlo hecho.

“Sólo te pedí espacio, tiempo, alguna
referencia pobre a la que aferrarme cuando
me venías a la mente. Pero ahora solamente me queda despedirme y decirte que tengo
que marchar, tengo que abandonar esta
batalla que no tiene ganadores.
Y añadir, que quizás, algún día,
podríamos haber encontrado
nuestro lugar en este mundo”.